es más bien un poco de inquina. Es sólo que…. tanto que despelucaron a la Cenicienta y ahora -aún once años después- están dale y duro con Amélie Poulain.

Es un cuento sin hadas pero no por eso menos tintinante ¿más que campanitas será el quebrar de los huesos del enfermo?

Sí, el encanto del  Le fabuleux destin d’Amélie Poulain impregno una estética en la imagen -proceso cruzado de revelado, pienso- y el vals…. !lo escuchan! la frágil cajita se escucha, pero ¿no creen que es frágil por ser de plástico? imitación de acrilico y con rebabas finas…

A ver -diriran los franceses- tenemos un montón de mujeres ni jovenes ni viejas, justo a la mitad; que viven con sus padres y han pasado mucho tiempo -más del planeado- sin mantener una relación (lo que eso signifique, me da flojera explicar a que me refiero), y necesitan de flotar una idea, imagenes fantasticas de como ese otro aparecerá. Lo pierden pero lucharán!!!!! felices y fin. Hasta se puede sentir lo corriente en esa idea, he allí lo importante de la estética … y del vals.

¿cuál sería la platica entre Amélie y la nutrióloga Guillian Mckeith?

¿será que Amélie arrastre a Guillian y la charla pase dulcemente?

-maldición Amélie !mira toda está miel que embarraste por doquier! la miel no es saludable, natural si pero ¿y eso qué?

-qué más da Guillian! tu serás de la personas a quienes corren de un centro comercial por andar enfrentando a la gente con su comida pero…. lloras como una bebé cuando te expulsan de una reallity show !Yo soy adorable, soy una princesa, y lo hubiera ganado!!!!!

-Amélie… seriamente, pienso que cuando entras a ese lindo bañito… mientras estás remojandote en la tina… pues, te has de comer los mocos !qué asco!

-oh! mejor me voy, no quiero hablar contigo… (entre dientes) necesito algo de porno

Advertisements