Dialogo en original (español)

Niña: Mami… ¿y Francesca? ¿Dónde está? ¿Dónde la dejé?

 Francesca:¡aquí, aquí!

N: ¿quéee? ¿qué es eso?

 F: Aquí! Aquí estoy!

N: ¿Fran? ¿Eres tú?

 F: ¡Sí, soy yo!…si… a veces soy Fran….

N: no lo puedo creer ¡Fran!

F: cierra la boca querida… ¡qué ironía! Porque en verdad vas a necesitar cerrar la boca por diferentes razones… Tu mami te dará muchos consejos aunque… llegarás a tu cumpleaños 26 y hasta entonces concluirás que ese consejo es, incluso, favorable.

Bueno, quizás esta cabecita tuya es más penetrable de lo que pensarás.

Con un papi muuuuy imaginativo –hipocondríaco- y una mami sobreviviente, pues… quedarás justo a la mitad, absorbiendo todo.

Incluso con el tiempo harás una lista de las penas que flotan sobre tu cabeza:

– qué pena que te muerdas las uñas

– qué pena que cortes tu cabello

– qué pena que no uses zapatillas

– qué pena qué ya no vayas al gimnasio

-qué pena que fumes, comas, bebas

-qué pena que Gerardo ya no venga a casa

Es gracioso porque la única pena para ti es: no saber escuchar

Algún día tu papi dejará de decirte que eres bonita. No te afliges pues para entonces ya sabes que él está perdiendo la vista…. De hecho tú también. Por favor, no dejes que sea tu mami quien escoja el modelo de tus primeros anteojos.

Estando en la secundaria, a los 14, te romperán los lentes por segunda vez. Te los quitarás y entonces te darás cuenta de la verdadera forma y color de tus ojos. 

Cortarás, muy cortito, tu cabello. Lograrás un estilo masculino que no te sienta bien pero tampoco te arrepentirás. Irás dejando la etapa en la cual ocultas tu cuerpo en ropa holgada ¡ya es inevitable! Tus senos son más grandes que los senos de tus amigas y ellos, Efrén principalmente lo notará ¡es tan obvio!

Aunque será Tomás quien te aclare la duda sobre el color de los labios y los pezones, y no. No es el mismo. Tampoco serán un par de senos como los míos… pensándolo bien: no tendrás algún parecido a mí. No te importa hasta ese momento porque estás fascinada con mí sonrisa. Sin embargo, tu querido Gerardo será quien no entienda que no pretendes ser una muñeca sino fascinante; y lo siento mucho porque eso te dolerá.

Al mismo tiempo él disfruta ver tus pestañas: cuando escribas, mientras duermas, quizás cuando maneje, por supuesto cuando se miren; cuando mires a alguien más. Notarás que las pestañas se caen justo después de que él se vaya. Tu sonrisa también cambiará pues, unos días después, el doctor coserá tus dientes…. Pero es sólo una mala racha. Un par de meses nada más. 

N:¿? Mamáaaaaaaaaaaaaaaaaa!! la Barbie está hablandoooooo….pero no la entiendo!! ¿y mi diccionario?


Advertisements